Presentación perfecta: el corte del jamón paso a paso

Categoría:
jamon3

Si en casa tenemos una pata de jamón o estamos pensando en adquirir una, también es una buena idea informarse bien de cómo debemos tomarlo o cómo debemos cortarlo y presentarlo. Muchas veces, sentimos un poco de inquietud ya que nos da miedo estropearlo por no saber cortarlo adecuadamente, aunque realmente no es tan complicado. Siguiendo unos sencillos pasos, el corte del jamón y su cata se convierte en un placer.

Para empezar, lo primero que debemos hacer es colocar el jamón en una tabla jamonera adecuada que sujete bien la pata. Cuanto menos se mueva, menos posibilidades tendremos de hacerlo mal o de sufrir un accidente. Para colocar el jamón y que se quede fijo, intentaremos poner la pezuña hacia arriba.

Una vez colocado nuestro jamón, es imprescindible contar con algunas herramientas que nos ayuden en nuestra labor. Es importante saber que cualquier cuchillo no nos sirve, y que cada uno de ellos cumple un cometido diferente. ¿Qué tipo de cuchillos debemos tener a mano a la hora de enfrentarnos al corte de un jamón?

  • Un cuchillo carnicero ancho y fuerte para quitar la piel y la grasa más fuertes del jamón.
  • Un cuchillo jamonero de lámia estrecha y que sea flexible, de manera que nos permita para cortar las diferentes lonchas.
  • Un cuchillo pequeño con punta que sea resistente para el corte de la parte de la cadera.

Además de la tabla jamonera y los cuchillos, es perfecto que podamos contar con un afilador por si nuestros cuchillos se quedan sin el filo adecuado para un corte perfecto.

Para empezar a cortar, es necesario retirar la dura piel y la grasa de la pata, así que cogemos el cuchillo ancho y las vamos retirando poco a poco. Un consejo importante a tener en cuenta es que si vamos a consumir el jamón en el mismo día, podemos pelarlo entero, aunque si vamos a tardar más tiempo, es mejor ir quitándole pequeños trocitos, simplemente de la parte que se vaya a consumir.

Una vez hecho esto, ya podemos ir sacando lonchas para consumir. Vamos pasando el cuchillo jamonero por la maza, que es la parte más grande y ancha de la pieza. Las lonchas deber ser lo más finas posible y la dirección del corte debe ser siempre la misma. No importa que sea hacia la pezuña o hacia el otro lado. Siempre, para no estropear el jamón y su sabor, tenemos que tener mucho cuidado con no dejar el jamón con forma de media luna.

Para la presentación de las lonchas de jamón, debemos ir poniéndolas en un plato, sin que se amontonen. Es mejor unas junto a otras. Además, para que esté perfecto, no debemos meterlo en el frigorífico (la temperatura perfecta son unos 24 grados) e intentar cortarlo en el momento de consumirlo, de manera que conserve todo su aroma y sabor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>