Diez sorprendentes usos para los “topping” de Sierra Mágina

Categoría:
Salmorejo con topping de Jamón Sierra Mágina

Muchas veces, cuando escuchamos la palabra “topping” nos viene a la mente los ingredientes en daditos que echamos en la pizza. Pero si bien es cierto, los topping salados (chorizo, jamón, york, panceta, etc.) tienen muchas más aplicaciones que el “fast food”: se trata de una manera de ofrecer comida de calidad en un formato atractivo, fácil de cocinar y de comer. Por eso, hoy os dejamos diez ideas para utilizar tus toppings y dar sabor y color a los platos que ofreces a tus clientes. 

1) Empanadillas. Las empanadillas son uno de los platos favoritos de los más peques, por lo que si tienes un restaurante con menú infantil, puedes llegar más allá que la pechuga de pollo con patatas fritas. Por ejemplo, unas empanadillas de tomate con topping de chorizo quedan perfectas, o unas de bechamel y panceta. Los niños se las comerán fácilmente, ya que los daditos son pequeños, sabrosos y fáciles de comer. 

2) Lasaña y comida italiana. Los topping de embutido son perfectos para hacer lasaña y pastas italianas. El topping de panceta es perfecto para la salsa carbonara: ahorras tiempo de corte, y además, el tiempo de preparación es menor porque el formato del topping es pequeño. Además, también se pueden elaborar recetas con el jamón o el jamón york. 

3) Tortillas y revueltos. En España, la tortilla de patata es la reina de la gastronomía. Pero no por eso, las camperas y otro tipo de tortillas no se comen en todas las casas. Así, los toppings de chorizo son perfectos para dar sabor y color a nuestras tortillas. E incluso el jamón york o el fiambre de paleta campera son perfectas para tortillas light. Bueno, bonito y barato… perfectos para cenar. 

4) Ensaladas o ensaladillas. Los topping de paleta campera o jamón son perfectos para añadirlos en crudo a las ensaladas. Además, combinar varios toppings y añadirlos a las ensaladillas es una idea estupenda para hacer las ensaladillas de ibéricos que triunfan tanto últimamente en hostelería: la imaginación es el límite. 

5) Caldos y sopas. La sopa de picadillo es muy popular, sobre todo durante los meses de invierno.También el gazpacho y el salmorejo en los meses de verano, a los que se les puede añadir taquitos de jamón y de huevo para ofrecer un punto de sabor. Para eso, el topping de jamón de Sierra Mágina es perfecto para cuchareo. ¡Y sin perder tiempo en picarlo! 

6) Quichés y pasteles salados. Los pequeños negocios de panadería suelen tener también servicios de croissants, bocaditos, hojaldres, etc. Una buena idea, fácil de preparar y que no tiene que comerse en el mismo instante son los quichés. Se pueden preparar la noche anterior para consumirlos al día siguiente. Tanto el bacon como el jamón o el chorizo en topping son perfectos para añadirlos a estas recetas. ¡Se venderán como rosquillas! 

7) Patatas asadas. En algunos lugares, las patatas grandes asadas son muy conocidas. Se trata de asar una patata de un tamaño grande y luego añadirle toppings que aporten sabor: son perfectos el bacon o panceta, el jamón de york y la paleta campera cocida. Además, se les puede añadir verduras como la zanahoria o el pimiento, creando una combinación fácil de comer y de elaborar. 

8) Arroces. Se pueden realizar arroces sencillos simplemente con un poco de arroz, aceite de oliva y tu topping preferido. Si no, un arroz a la cubana con topping de chorizo y un huevo frito, hará las delicias de cualquier comensal, sea de la edad que sea. 

9) Migas. Bastante complicado es ya cortar el pan y que quede perfecto para hacer migas, como para tener que ocuparse también del jamón o el chorizo. Por eso, adquirir una bolsa de topping preparado y listo para cocinar es la solución perfecta que te ayudará a ahorrar tiempo en la cocina, sin perder ni un poco de sabor. 

10) Rellenos de asados. Tanto para carne como para pescado, cualquier relleno que quieras elaborar queda perfecto con los toppings de Sierra Mágina. Quedan tiernos y aportarán todo el sabor que necesitas. ¿Lo habías hecho antes? 

Como vemos, la lista es bastante amplia y podríamos seguir añadiendo más usos para los toppings. No todo en hostelería tiene que ser comida rápida o pizza, simplemente con un poco de imaginación y los ingredientes adecuados, podemos elaborar platos perfectos para nuestros clientes y que no nos ocuparán más tiempo del necesario en nuestra cocina. ¿Te animas?