¿Qué diferencia hay entre los jamones Reserva y los de Bodega?

Categoría:
Jamon Reserva Sierra Mágina

En muchas ocasiones, a la hora de comprar un jamón o servirlo en nuestras instalaciones, no sabemos qué tipo es el más adecuado para nuestras necesidades. Por eso, Sierra Mágina, tiene todo tipo de productos y formatos, para conseguir adaptarse a tí y ofrecerte exactamente lo que necesitas. Hoy, además, te contamos la diferencia entre los jamones curados “reserva” y “bodega”, para que a la hora de hacerte con ellos, sepas qué estás adquiriendo.

La ley establece una forma de marcar todos los jamones y paletas de cerdo desde que están frescas si van a ser destinadas a su curación y maduración. De esta manera, se dispone la diferencia entre jamones “Bodega”, “Reserva” y “Gran Reserva” siempre que se cumplan con los requisitos y tiempo mínimo de elaboración establecido para cada uno de ellos.

Así, vemos que los jamones etiquetados como “Bodega” (o cava) deben pasar por un proceso de curación de mínimo 9 meses, siendo 12 meses para “Reserva” (o añejo) y 15 para los “Gran Reserva”. Para las paletas, estos tiempos poseen variación (sobre todo por el peso de las piezas), de manera que serían cinco, siete y nueve meses respectivamente para cada etiquetado.

A parte de la diferencia en el tiempo de maduración, la elaboración y el tratamiento de los jamones y paletas “Bodega”, “Reserva” y “Gran Reserva” son exactamente el mismo: tres fases para conseguir el mejor sabor del jamón (salado, asentamiento y la curación en sí misma).